Elecciones Argentinas

Volver a Biografía de Mauricio Macri

Acciones de Gobierno de Mauricio Macri

 

 

 

Foto de Mauricio Macri

 

Despido de empleados y conflicto sindical

 

Una de las primeras medidas adoptadas por Macri fue el despido de 2.400 empleados de la ciudad a los que no se les renovaron sus contratos, afirmando que se trataba de "ñoquis" (empleados que no se presentan a prestar servicios). La medida llevó a un conflicto sindical, luego de que el Sindicato Único de Trabajadores de la Ciudad de Buenos Aires (SUTECBA-CGT) y la Asociación de Trabajadores del Estado (ATE-CTA), declararan huelgas y movilizaciones en protesta por la medida. Como contramedida, Macri dispuso la intervención gubernamental de la obra social (sistema de salud) de los trabajadores de la ciudad.

 

Reasunción como presidente de Boca Juniors de Mauricio Macri.

 

El 27 de febrero de 2008, Macri asumió la presidencia del club Boca Juniors, debido a que las elecciones internas habían sido anuladas por fraudulentas y la justicia ordenó que reasumieran el cargo las autoridades anteriores, entre las cuales se encontraba Macri, como presidente. La decisión de Macri de asumir efectivamente la presidencia del club, desempeñándose simultáneamente como Jefe de Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires, fue criticada por varios diputados y referentes de la oposición, destacando que el artículo 98 de la Constitución de la Ciudad de Buenos Aires prohíbe el ejercicio de otro cargo, para el jefe de gobierno. Macri justificó su conducta diciendo que se trataba de la orden de un juez que él debía obedecer.

 

Derechos humanos: veto a la ley de reparación a las víctimas del Plan Conintes

 

El 6 de diciembre de 2007 la Legislatura de la Ciudad de Buenos Aires sancionó la Ley N° 2601 estableciendo una reparación para las personas que hubieran estado detenidas, procesadas, condenadas y/o a disposición de la justicia o de los Consejos de Guerra, conforme lo establecido por el Plan CONINTES (Conmoción Interna del Estado), aplicado en 1960 por el presidente Arturo Frondizi. La ley no llegó a entrar en vigencia porque fue vetada por Mauricio Macri, mediante el Decreto N° 43/08.

 

Política de seguridad de Mauricio Macri

 

Luego de algunos meses de negociaciones con el gobierno nacional, acerca del traspaso de parte de la Policía Federal a la Ciudad de Buenos Aires, no se llegó a un acuerdo y Macri decidió crear una Policía Metropolitana de la Ciudad de Buenos Aires, el 17 de marzo de 2008, integrada inicialmente por unos 15.000 agentes. El gobierno anunció que la Policía Metropolitana comenzaría a actuar en el curso de 2008. A fines de septiembre de 2009 el gobieno informó que el inicio de las actividades de la Policía Metropolitana estaba demorada y que el primer grupo de agentes en entrar en funciones serían unos 40 agentes destinados a controlar a los vendedores ambulantes, y que en 2009 sólo entrarían en funciones unos 250 policías, dedicados principalmente a controlar el tránsito. El Ministro de Seguridad informó también que la Policía Metropolitana funcionaría inicialmente con dos comisarías, una para la zona norte y otra para la zona sur.

El 26 de septiembre de 2009 se dio a conocer que el gobierno de Mauricio Macri tenía una deuda de $36.000.000 debido a la falta de pago de las remuneraciones de unos 1700 agentes de policía solicitados por la Ciudad de Buenos Aires al gobierno nacional para custodiar edificios y funcionarios públicos. Finalmente, el 3 de noviembre, tras una reunión celebrada en la Casa de Gobierno entre el ministro de Justicia, Seguridad y Derechos Humanos Aníbal Fernández, su homólogo porteño Guillermo Montenegro y el Jefe de Gabinete del Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires, Horacio Rodríguez Larreta, se llegó a un acuerdo por el cual la Ciudad de Buenos Aires canceló la deuda. En esa ocasión las autoridades porteñas sostuvieron que no pagarían más dinero a los efectivos federales por la seguridad en espacios públicos, como parques, porque considera que es parte de la tarea que desempeña la Policía Federal Argentina en el distrito. En cambio, el gobierno porteño reconsideraría la presencia de efectivos para el cuidado de hospitales y otros edificios públicos.

En febrero de 2010, entraron en funciones 500 efectivos de la nueva policía. Funcionarán en colaboración con la policía federal y se concentraron en algunos barrios porteños.

 

Polémica por la designación del Jefe de Policía

 

El 3 de julio de 2009 Macri designó como primer jefe de la Policía de la Ciudad a Jorge el fino Palacios.

Palacios es un ex comisario de la Policía Federal Argentina, que fue dado de baja en 2004 de esa fuerza por las grabaciones que se descubrieron en la que mantenía conversaciones telefónicas con uno de los imputados en el secuestro de Axel Blumberg, sin conocimiento de sus superiores.

Palacios había sido acusado de encubridor por el fiscal en la causa por el atentado terrorista contra la AMIA de 1994, pero el juez interviniente no hizo lugar a su procesamiento. Por otra parte, fue procesado y sobreseido por el juez en la causa sobre los homicidios cometidos por la represión policial en las cercanías de Plaza de Mayo el 20 de diciembre de 2001, en circunstancias en las que el policía se hizo presente sin órdenes que los justificaran.

La designación de Palacios fue cuestionada por organizaciones de derechos humanos como la de los familiares del atentado contra la AMIA y las Madres de Plaza de Mayo. Macri defendió a Palacios y desestimó las críticas atribuyéndoles una "intencionalidad política".

El 25 de agosto de 2009, menos de dos meses después de su designación, Palacios renunció. Poco más de un mes después, el 1 de octubre, fue procesado por encubrir el atentado terrorista contra la AMIA de 1994, donde efectivamente se encontraba imputado.

 

Educación en la gestión de Mauricio Macri

 

Marcha de las frazadas: protesta estudiantil por falta de calefacción

 

Un mes antes de comenzar el invierno se inició un movimiento de protestas y bloqueos de calles estudiantiles debido a la falta de calefacción en los colegios, en las cuales los estudiantes llevan frazadas como símbolo del reclamo. Ante los reclamos, Macri prometió soluciones antes de que finalice el invierno. El 5 de junio de 2008, José Iglesias, uno de los padres de los jóvenes que fueron víctimas en el incendio de la disco República Cromañón y referente del grupo, denunció que existen 480 escuelas en emergencia, y que sólo en 70 de ellas se habían iniciado las obras.

 

Reducción de becas para estudiantes

 

El gobierno de Macri tomó la decisión de disminuir la cantidad de becas para estudiantes que otorga el Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires. Hasta el comienzo de su administración, el Estado porteño otorgaba 60.000 becas. Hasta septiembre de 2008 Macri había entregado sólo 22.649 becas, y fuentes del gobierno anunciaron que estimaban no entregar unas 20.000 becas. Entre las medidas adoptadas por el gobierno, se ha incluido la obligación de los estudiantes de obtener un "certificado de pobreza", requisito que ha sido calificado como "perverso", incluso por funcionarios del gobierno nacional.

Macri afirmó que la intención del gobierno es descubrir qué estudiantes no precisan las becas para poder aumentar el monto de las que perciben los pobres.

El diputado opositor Juan Cabandié, del bloque kirchnerista, ha acusado a Macri de tener como entregar esa área del Estado a una organización privada llamada Fundación Cimientos. El recorte de becas dispuesto ha provocado la oposición de los estudiantes, padres y sindicatos de docentes.

 

Huelgas de maestros en la gestión de Mauricio Macri

 

En julio de 2008, los sindicatos de maestros de la Ciudad de Buenos Aires iniciaron de manera conjunta un plan de lucha por aumentos salariales y reclamos no satisfechos por el gobierno, que incluyó la realización de huelgas y la colocación de una carpa frente a la sede de la Jefatura de Gobierno.

El 17 de julio se realizó la primera huelga que tuvo una adhesión del 95% en escuelas públicas y 65% en escuelas privadas.

El conflicto se extendió el resto del año (totalizando trece días de paro) y a comienzos de 2009. Macri sostuvo reiteradamente que no aceptaba el reclamo de los maestros porque la ciudad "no tenía plata", mientras que la vicejefa de gobierno Gabriela Michetti sostuvo que la culpa era del gobierno nacional por bloquear fondos de la ciudad. El ministro de Educación porteño Mariano Narodowski manifestó que el reclamo de los sindicatos era "político”.

En 2008, por primera vez en dos décadas, en la ciudad de Buenos Aires se dictaron menos de 180 días de clases, piso mínimo de días establecido como necesarios.

 

Reparto de computadoras portátiles en la Gestión de Macri

 

Con el objetivo de que todos los alumnos de la Ciudad de Buenos Aires cuenten con acceso a una computadora, se inició en mayo de 2010 el "Plan Integral de Educación Digital", casi dos meses después de que el Ministerio de Educación (Argentina) comience con un plan similar en marzo de 2010. Fue anunciado que para diciembre de 2011 todos los alumnos y profesores de las 528 escuelas de la ciudad contarían tanto con acceso a la computadora como a Internet por vía Wi-Fi.

La bancada opositora criticó al macrismo por adjudicar la licitación al Grupo Clarín, medio en el cual Macri tiene fuerte presencia. También hubo denuncias de sobreprecios negadas por el oficialismo porteño.

 

Medidas viales de Mauricio Macri

 

Plan de Acción

 

El 2 de junio de 2008 Mauricio Macri anunció un plan de acción para mejorar el tránsito porteño. Entre otras medidas, adelantó que se ampliarían los carriles exclusivos para el transporte público en las avenidas Córdoba y Entre Ríos. En ese momento, desde el gobierno porteño sostuvieron que iban a permitir que los taxis ocupados los usaran durante el horario de funcionamiento de los mismos, pero no los vacíos, porque entorpecían el tránsito. La decisión generó una movilización de protesta del Sindicato de Peones de Taxis el 19 de agosto frente a la sede del Gobierno. Tras esa marcha, la Comuna acordó una prórroga de 120 días para buscar consensos. Entonces se decidió habilitar los carriles permitiendo la circulación de taxis vacíos durante una parte del horario de exclusión. Las empresas de colectivos criticaron la modificación del proyecto original que finalmente benefició a los taxistas, y manifestaron que la medida se volvía "inútil". El 9 de septiembre hicieron su propia marcha hacia la Jefatura de Gobierno.

 

Puesta en marcha de nuevos carriles

 

El 26 de septiembre, el Jefe de Gabinete porteño, Horacio Rodríguez Larreta, y el Secretario de Desarrollo Urbano, Daniel Chaín anunciaron la creación de contracarriles en la Avenida Jujuy/Pueyrredón entre Avenida Belgrano y Marcelo T. de Alvear, en Santa Fe entre Plaza Italia y Cerrito. Y un carril exclusivo normal en la Avenida Belgrano.

"El transporte público es la forma más inteligente de movernos, y por eso es nuestra prioridad", aseguró Rodríguez Larreta. "Demostramos que sentándonos a hablar pudimos llegar a un acuerdo. Esta medida tiene un amplio consenso", agregó Chain.

Un año después de la creación de los primeros carriles exclusivos se comprobó que hubo una reducción del tiempo de viaje de hasta un treinta y tres por ciento utilizando transporte público en esos carriles.

 

Reducción de las fatalidades en accidentes de tránsito

 

Hacia el comienzo de la gestión de Mauricio Macri la ciudad de Buenos Aires lideraba el ranking de fallecidos en accidentes de tránsito en Sudamérica. Gracias a las medidas que se tomaron, los fallecidos por accidentes de tránsito disminuyeron considerablemente. En el año 2009 hubo una disminución de un 40 % con respecto al 2008. Se creó el cuerpo de agentes de tránsito para que controlen el tránsito vehicular en la ciudad. Como consecuencia de los mayores controles vehiculares hubo una disminución de un 50% en los casos positivos de alcoholemia, lo que redujo considerablemente los accidentes.

 

Teatro Colón

 

El proyecto de restauración, renovación y puesta en valor del Teatro Colón comenzó a proyectarse durante el año 2001 por el entonces Jefe de Gobierno Aníbal Ibarra bajo el nombre de "Masterplan" e inicialmente contaba con la financiación del Banco Interamericano de Desarrollo a través de un crédito blando, el cual jamás se efectivizó, como consecuencia de la crisis de diciembre de 2001. En julio de 2007 el reemplazante de Aníbal Ibarra como jefe de gobierno (a raíz de las repercusiones políticas de la tragedia de Cromañón), Jorge Telerman anunció que las obras de remodelación del teatro comenzarían a partir de noviembre del mismo año y durante ese período se mantendría al teatro cerrado hasta la fecha proyectada de reinauguración pactada para el 25 de mayo de 2008, día del centenario del teatro. En febrero de 2008, tras asumir Mauricio Macri la jefatura de la ciudad, anunció en conferencia de prensa que el teatro mantendría sus puertas cerradas hasta el año 2010, postergándose así las obras de remodelación debido a problemas de "desfinanciación". Horacio Sanguinetti, por entonces director del teatro Colón criticó las obras llevadas adelante hasta ese momento por Jorge Telerman y declaró: "Recibimos el teatro en condiciones precarias, me animaría a decir que las peores de su historia". Para febrero de 2008, el estado de las obras en el teatro Colón según Mauricio Macri era de treinta de cuarenta y cinco obras de refacción terminadas, doce en ejecución y tres sin licitar. Pero sin embargo todavía restaba finalizar un 70% de la totalidad de la obra.

Durante un concierto realizado el 1 de junio de 2008 en el Luna Park el afamado director de orquesta Daniel Barenboim, realizó una crítica a los responsables por las obras en el teatro Colón:

Que a una semana de su centenario el Colón no esté abierto es un indicio de que aquí algo no está funcionando. El Colón es un símbolo de la existencia de la cultura en la Argentina. Hoy pido a todas las personas, responsables o irresponsables, de todo tipo, que dejen de lado sus ambiciones personales, su orgullo personal, que son algo muy pequeño comparado con lo que este teatro representa.

En junio de 2009, el gobierno de Mauricio Macri ratificó la reapertura del teatro entre mayo y agosto de 2010. El ministro de Desarrollo Urbano, Daniel Chain declaró que "en el verano, la sala principal estará vestida, y entre marzo y abril estarán listos el escenario y el foyer. Con eso, habrá Colón. También va a estar lista parte de las áreas de servicios". Sin embargo, otras áreas del edificio, que incluyen al Instituto Superior de Arte y la Biblioteca, entre otros sectores, se inaugurarán hacia 2011. Meses después, en noviembre de 2009, se presentó la temporada 2010 del teatro Colón, confirmando la reapertura del teatro para el 25 de mayo de 2010.

 

Críticas a la gestión de Mauricio Macri

 

Al asumir, Macri designó como director del Teatro Colón a Horacio Sanguinetti, un abogado que hasta ese momento había sido director del Colegio Nacional Buenos Aires. El periodista Eduardo Slusarczuk del diario Clarín sostuvo que "a lo largo de su gestión al frente del teatro, sumó una larga lista de pasos en falso", que causaron entre otras cosas las renuncias de los directores del Ballet Estable y la Orquesta Sinfónica Nacional. En 2008 también se produjo un escándalo debido a la utilización del teatro en condiciones irregulares por parte de la empresa multinacional Converse para realizar la presentación de una marca de zapatillas. La revelación de los detalles por la prensa causó la renuncia del Director Ejecutivo del teatro, Martín Boschet. Ante la revelación por parte de la prensa de las irregularidades, demoras y negligencias relacionadas con el Teatro Colón y las obras, el gobierno del Jefe de Gobierno Mauricio Macri prohibió a los empleados del teatro dar información al periodismo, bajo apercibimiento de sanciones.

El 14 de enero de 2009 Sanguinetti renunció a su puesto, que permaneció vacante durante un mes, hasta que el 12 de febrero fue designado Pedro Pablo García Caffi, ún músico que hasta ese momento se había desempeñado como Director del Teatro Argentino de La Plata, conocido también por ser el líder del Cuarteto Vocal Zupay, un grupo de música folklórica. Casi simultáneamente, el arquitecto Fabio Grementieri publicó en el diario La Nación un artículo titulado "Tristezas del Teatro Colón", en donde puntualiza los desaciertos de los gobiernos sucesivos, para terminar calificando la acción del gobierno de Macri del siguiente modo:

El actual gobierno de la ciudad recibió una pesada herencia, pero no supo, no quiso o no pudo enderezar el rumbo hasta hoy. Más bien lo ha empeorado. Tanto en materia de obras, donde continúa atado al infeliz Master Plan, como de gestión, donde parece buscar un modelo que se acople a la órbita de la globalización eficientista e igualadora.
Y para muestra, dos botones: la reciente renuncia del ineficaz director con el que se perdió un valioso año, el del Centenario, y la licitación de obras como la restauración de las superficies decorativas del foyer y del Salón Dorado, absolutamente prescindibles cuando la prioridad es la reconstrucción y puesta en marcha de los talleres y depósitos desguazados o destruidos.

 

Espacio público en la Gestión de Mauricio Macri

 

Desde principios de 2008 y bajo el slogan "La Ciudad trabaja" y "Haciendo Buenos Aires", el gobierno de la ciudad comenzó a implementar un plan de recuperación del espacio público. Dicho plan consistió en la reparación de aquellas calles que se encontraban dañadas, las cuales fueron repavimentadas en algunos casos. En otros, se procedió a iniciar un proceso de reparación de los baches, mediante la técnica popularmente conocida como "bacheo". Como resultado de este plan, para febrero de 2010 se lograron re-pavimentar un total de 4.166 cuadras y tapar aproximadamente unos 52.266 baches. Según datos oficiales, en un relevamiento realizado en diciembre de 2007 habían en la Ciudad de Buenos Aires 17.560 baches y para octubre de 2009 el número se redujo a 3.000. También se inició un plan de reparación de veredas que recuperó 1106303 m2 de aceras y se construyeron 13.510 rampas de acceso a discapacitados en las esquinas de la ciudad.

En diciembre de 2007 la legislatura porteña sancionó la ley 2634 sobre obras irregulares de apertura en la vía pública, entrando en vigencia en julio de 2008. A partir de la ley de aperturas las empresas de servicios públicos deben inscribirse en un registro especializado y solicitar una autorización previa para realizar cualquier tipo de trabajo en la vía pública, excepto que se trate de una emergencia que genere algún riesgo para la seguridad o comprometa la prestación de un servicio público.

Así mismo se lograron recuperar 37 espacios verdes, se contrataron 240 guardianes de plaza, se optimizaron 95390 luminarias que estaban defectuosas, se instalaron 5277 nuevas y para reforzar la seguridad, se creó el Centro de Monitoreo Urbano y se instalaron 111 nuevas cámaras de video en las plazas.

 

Mauricio Macri y la UCEP

 

Por decreto, en octubre de 2008 Macri creó la Unidad de Control del Espacio Público (UCEP), bajo la órbita del ministerio de Ambiente y Espacio Público. Con el objeto de "mantener el orden" en el espacio público, nucleó una serie de empleados que ya se encontraba trabajando para el gobierno de la ciudad desde la gestión de Aníbal Ibarra. En la práctica, este cuerpo basaba su actividad en desalojos nocturnos de plazas y otros espacios públicos, así como desalojos de edificios tomados, con metodologías violentas e intimidatorias. Han recibido denuncias por violencia y amenazas. Desde el gobierno porteño se ha negado que se actúe con violencia pero que investigarían las mencionadas denuncias. El 17 de marzo de 2011, se confirmó que el Jefe de Gobierno había quedado imputado en la causa, pero tras varias citaciones, aún no ha concurrido a comparecer ante la justicia.

 

Obras hidráulicas de Macri

 

Dentro del marco del plan hidráulico de la ciudad, en noviembre de 2008 se finalizaron las obras del canal aliviador del arroyo San Pedrito cuya función es optimizar la conducción de las aguas que bajan al Riachuelo desde el Bajo Flores, para intentar aliviar los anegamientos e inundaciones en un área de 178 hectáreas de superficie. También se finalizaron las obras de la estación de bombeo arroyo White, la red pluvial barrio River y cuenca H del sistema La Boca – Barracas.

 

Obras en la cuenca del arroyo Maldonado

 

En marzo de 2005, durante el segundo mandato de Aníbal Ibarra frente a la jefatura de gobierno, la legislatura porteña sancionó la ley 1660 autorizando al gobierno de la ciudad a suscribir un convenio de préstamo por U$S 130.000.000 con el Banco Internacional de Reconstrucción y Fomento destinado a financiar el "Programa de Gestión de Riesgo Hídrico de la Ciudad de Buenos Aires", consistente en las obras de readecuación de la red de desagües pluviales de la cuenca del Arroyo Maldonado.

En abril de 2007, el por entonces jefe de gobierno Jorge Telerman anunció los consorcios y empresas precalificadas en la licitación de las obras del arroyo Maldonado: Ghela SpA, Soletanche Bachy-Techint Compañía Internacional SA, Ferrovial Agroman SA-Construçoe Comércio Camárgo Corréa SA, SELI Societe Esecuzione Lavori Idraulici SpA-Dycasa SA, Vinci Construction Grands Projects SA-Benito Roggio e Hijos SA, Obrascon Huarte Lain SA y Constructora Norberto Odebrecht-Supercemento SAIC.

En febrero de 2008, el gobierno de Mauricio Macri le adjudicó a través del decreto 121/08 a la empresa Ghella S.A. las obras túneles aliviadores del emisario principal del arroyo Maldonado y obras complementarias, y adjudicó a través del decreto 542/08 la inspección de las obras al consorcio formado por las empresas Geodata S.A. y Consultores Argentinos Asociados S.A. En junio de 2009 se anunció la llegada de una tuneladora de origen canadiense destinada a realizar las excavaciones de los dos canales aliviadores del arroyo Maldonado.

En julio de 2009, antes de que comenzaran a funcionar las excavadoras y a raíz de un recurso de amparo presentado por dos diputados porteños de la Coalición Cívica, Sergio Abrevaya y Facundo Di Filippo, y el ex legislador Milcíades Peña, la justicia porteña, a través del juez en lo contencioso administrativo y tributario Juan Vicente Cataldo, dictó una medida cautelar ordenando al gobierno abstenerse de iniciar la obra por "motivos económicos y ambientales", debido a que se habría excedido en 44 millones de pesos el presupuesto aprobado y que la obra excedía en 20 metros la profundidad permitida por contrato y que esto podría contaminar las reservas subterráneas de agua potable. El gobierno de la ciudad apeló, pero la Sala II de la Cámara porteña confirmó la suspensión. En el amparo presentado, se denuncia que el pozo de entrada de las tuneladoras, ubicado en Punta Carrasco tenía en el proyecto original una profundidad de 35 metros pero la empresa Ghella decidió ampliarlo a los 55 metros sin realizar los estudios ambientales correspondientes. Esta diferencia de 20 metros, según los denunciantes, implicaría que las perforaciones invaden y podrían contaminar el acuífero Puelche, uno de los reservorios subterráneos de agua potable más importantes de la región.

Adicionalmente, en declaraciones al diario La Nación el ex legislador Milcíades Peña, denunció que la licitación de la obra está afectada por la corrupción y fue concedida a una empresa relacionada familiarmente con Macri:

Se pagaron adicionales de manera ilegal en beneficio de una empresa del grupo Macri. La firma adjudicataria cotizó casi el 50% del precio ofertado por la más cara. Quien ganó fue Ghella, de capitales italianos, que se asoció con Iecsa, de la Argentina, propiedad de Angelo Calcaterra, primo hermano de Mauricio Macri. Es un hecho grave de corrupción y todo esto se continuará en la justicia penal.
Milcíades Peña

A pesar de la orden judicial, en septiembre de 2009 el gobierno de Macri comenzó las excavaciones de los canales aliviadores, justificándose que al momento de la realización de la denuncia el pozo de Punta Carrasco ya se había terminado. En diciembre de 2009, la justicia porteña volvió a ordenar que se frenen las obras en el arroyo Maldonado "hasta tanto se dicten los actos administrativos y técnicos que permitan resolver las irregularidades denunciadas" pero sin embargo desestimó los argumentos de la demanda que sostenían la ausencia del correspondiente estudio de impacto ambiental.En el fallo del tribunal, obliga al Gobierno de la Ciudad a presentar un aval justificando el incremento en 40 millones de pesos al valor pactado en la licitación de la obra. Al día siguiente del fallo del tribunal, el gobierno de Macri presentó a la justicia el decreto por el cual se autoriza el cambio en el valor de la obra en unos 40 millones de pesos. Las obras en el arroyo continuaron su curso justificadas a través de declaraciones del procurador general de la ciudad, Ramiro Monner Sans: "se presentaron los actos administrativos que se requerían y por eso hoy se avanza con la obra porque no hay una manifestación en contrario que lo impida".

Hasta febrero de 2010, el primero de los dos canales aliviadores que se extenderá a través de 4,6 kilómetros desde la desembocadura del río de la Plata en Costa Salguero hasta la calle Niceto Vega en el barrio de Palermo ya tiene construidos 700 metros.

 

Denuncias de corrupción

 

Escándalo por espionaje a ciudadanos

 

Artículo principal: Escándalo por espionaje en la Ciudad de Buenos Aires

En octubre de 2009, Sergio Burnstein, uno de los líderes de la comunidad judía que había liderado la oposición contra el nombramiento de Fino Palacios como Jefe de Policía, debido a sus conexiones con el atentado terrorista a la AMIA de 1994, denunció judicialmente que estaba siendo espiado por la Policía de la Ciudad de Buenos Aires. Poco después, la justicia verificó que en efecto, Burnstein estaba siendo espiado por una banda de la que formaría parte Fino Palacios y su sucesor Osvaldo Chamorro, un abogado de la policía Federal que se desempeñaba para el Ministerio de Educación de Buenos Aires, Ciro James, y dos jueces de la Provincia de Misiones, entre otros.

La investigación reveló que el espionaje abarcaba a líderes opositores e incluso dirigentes del propio partido de Macri, así como empresarios, sindicalistas y familiares del propio Jefe de Gobierno, ya que los espías habían intervenido ilegalmente el teléfono de su cuñado, un parapsicólogo que había sido amenazado por el padre de Macri, el industrial Franco Macri. En diciembre de 2009 fueron detenidos por este caso el Fino Palacios, Osvaldo Chamorro y Ciro James, a la vez que debió renunciar el Ministro de Educación Mariano Narodowski, asumiendo dicho cargo el escritor Abel Posse.

 

Denuncia de irregularidades en licitaciones

 

En mayo de 2008, el diario Crítica denunció serias irregularidades en la asignación de obras licitadas para construir tres complejos habitacionales en Villa Lugano y Villa Soldati, con un total de 552 viviendas y un costo de $72.000.000. Los periodistas del periódico dirigido por Jorge Lanata cuestionó al funcionario Humberto Schiavoni, presidente de la Corporación Buenos Aires Sur, un peronista perteneciente al grupo del ex gobernador de la Provincia de Misiones, Ramón Puerta, que fuera Ministro de Economía de esa provincia y director del Ente Binacional Yaciretá, designado por Macri al asumir, como parte del vínculo político con Puerta.

Los periodistas llamaron la atención sobre la coincidencia de que las tres licitaciones hayan sido ganadas por empresa misioneras, de donde proviene Schiavoni, algunas de las cuales ya habían recibido contratos por parte de Schiavoni cuando éste se desempeñaba al frente de Yaciretá. El diario informó también que un funcionario del gobierno reveló que las empresas habían sido invitadas a presentarse por el mismo Schiavoni, con el fin de romper la cartelización de las licitaciones.

 

Evolución de su imagen pública

 

El 18 de mayo de 2008 la empresa de relevamientos de opinión pública de Ricardo Rouvier, publicó una encuesta sobre evaluación de los porteños de gobierno de Macri, que estableció que éste contaba en ese momento con una imagen personal favorable del 62,7% y desfavorable del 28,7%, en tanto que su gestión era considerada positiva por un 55,6%. Simultáneamente, la encuesta estableció que la principal demanda de los porteños era por la inseguridad (70%) y en segundo lugar por la calles rotas (34%).

En agosto de 2008, Macri apareció como el segundo político con mejor imagen del país, con 47,7%, detrás del Vicepresidente de la Nación Julio Cobos. Sin embargo, la encuesta señaló también que Macri tenía su nivel más bajo precisamente en la Ciudad de Buenos Aires, con un 40%.

En las elecciones parlamentarias de junio de 2009, la lista de candidatos apoyados por Macri salió en primer lugar, aunque con un apoyo del 31,09%, considerablemente menor al 45,62% que obtuvo en las elecciones de 2007.

Para fines de 2009 la imagen de Macri se había deteriorado considerablemente. En diciembre de 2009 la empresa Datamática realizó un relevamiento sobre la imagen de todos los gobernadores y el Jefe de Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires. Macri resultó con la segunda peor imagen entre todos